En La Masía Les Casotes inauguramos las bodas de verano con más ganas, alegría e ilusión que nunca. Estamos deseando celebrar esas mariposas en el estómago, esas miradas de complicidad, esas risas con los invitados, esa alegría exultante. En esta finca para bodas está todo listo para seguir haciendo realidad los sueños. ¡El amor no entiende de aplazamientos!